El 25 de noviembre de cada año, se celebra el Día Internacional para Eliminación de Violencia en contra de Mujeres y Niñas, por lo que la representante residente de ONU Mujeres, Ana Elena Badilla, junto a la representante de Unicef El Salvador, Sandra Aguilar, realizaron declaraciones sobre la eliminación del problema de violencia en el país.
«El mensaje de fondo es que tenemos que parar este flagelo, que es la violencia contra las niñas, mujeres y adolescentes en todo el mundo. La campaña es un medio para llamar la atención», declaró Badilla.
La representante de ONU Mujeres, también afirmó que el color naranja, emblema del mes de noviembre, se ha utilizado como símbolo de esperanza por una vida mejor y por un país libre de violencia contra mujeres, niñas y adolescentes.
Aguilar comentó que la violencia contra la mujer es un tema grave que debe de llamar la atención, no solo al Estado, sino que, se debe generar un cambio verdadero desde la familia, la comunidad, para que incida de manera positiva en la sociedad.
«Desde que nacemos empiezan a manifestarse las situaciones de desigualdad, en algunas sociedades se celebra cuando nace un niño y el papá se alegra porque tuvo un hijo varón, cuando es una niña como que no es tan valorado o celebrado», dijo Badilla.
«Los medios de comunicación tienen un rol muy importante, ya sea para reproducir los patrones de desigualdad y estereotipos o para transformar ese imaginario que tenemos en la sociedad», agregó Sandra Aguilar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here