La defensora de derechos humanos, Nayda Acevedo, habló este jueves en el programa Plataforma, sobre el tema de la inflación, y cual es el grupo poblacional más afectado por esta.

“La inflación es ese aumento paulatino de los precios, por ausencia de unos productos, se suben los precios para regular la compra de oferta y demanda”, explico Acevedo.

Añadió, que la inflación toca a todos los países, mientras no a todos los afecta de la misma manera, además, señaló que El Salvador es el cuarto país de Centroamérica con mayor inflación de la región.

“La inflación es un elemento que cruza a los ciudadanos de menor o mayor capacidad adquisitiva y a quien impacta más estos procesos de inflación, no es lo mismo para una persona que gana $2,000 dólares a quien gana $300”, mencionó.

En este sentido, Acevedo señaló que mientras los Estados no tomen decisiones vinculadas a generar recolección de impuestos, “desde los que más tienen eroguen la responsabilidad que les corresponde, mientras eso no suceda, se tendrán que buscar alternativas”, expresó.

La defensora de derechos humanos, explicó que, en El Salvador se tiene un aproximado de 6.25% de aumento de inflación, entre finales de 2020 y 2021, “se llega al punto de tener que sacrificar la no compra o menor compra para que el dinero alcance”.

Finalmente agregó, que con el aumento de precios a los combustibles y productos de la canasta básica es de poner un profundo ejercicio de contención que permita a la ciudadanía a tener elementos fundamentales para su subsistencia.

Vea las declaraciones completas:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here