Tras un intenso operativo de búsqueda que se llevó a cabo en horas de la madrugada de este martes, la policía atrapó en Santa Tecla a un cabecilla de pandilla, que se conducía en un vehículo, prófugo por varios asesinatos agravados, y que ordenó el alza de homicidios en todo el territorio nacional de la semana pasada.
Se trata del tercer palabrero detenido por esta causa, y que, además, los dos primeros ya guardan prisión en el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca, La Paz.
Agentes de la Delegación de La Libertad Centro Sur (Santa Tecla), con el apoyo del Sistema de Videocámaras de la municipalidad, detectaron un vehículo sospechoso a eso de las 3 de la mañana, cuyo conductor, al notar la presencia policial, aceleró la marcha hasta llegar a la 12ª. Avenida Sur y bulevar Sur donde abandonó el auto y se introdujo a una casa donde permanecían —como se supo posteriormente— tres pandilleros más.
Al llegar la policía a la vivienda, que funciona como casa destroyer, los sujetos les negaron el acceso, así como la presencia del conductor en el lugar que, de acuerdo con las imágenes de video, se introdujo a la edificación.
El aspecto del interior de la casa, sin muebles más que una colchoneta, reforzó las sospechas de los agentes por lo que revisaron el lugar y dieron con William Alfredo Hernández Martínez (26) alias el Astuto o Z4.


De acuerdo con el análisis de inteligencia y las investigaciones, Hernández Martínez es otro de los cabecillas de pandillas que estuvieron detrás del incremento de asesinatos que alcanzó la cifra de 19 el pasado viernes 20.
Contra el Astuto pesan diversas órdenes de detención por los asesinatos de tres personas, privaciones de libertad y organizaciones terroristas, un amplio récord delictivo que lo llevó a prisión en abril de 2015 por el delito de agrupaciones ilícitas, en abril de 2016 por homicidio tentado y, poco después, por el de agrupaciones ilícitas.
Junto con este sujeto, las autoridades arrestaron a los hermanos Edwin Oswaldo (19) y Tatiana Teresa (18), ambos de apellido de Paz Ágreda, y a Priscila María Hércules Reales (20) e incautaron el automotor placas P816-993, que utilizaba el cabecilla, porque de acuerdo con una notificación de la Fiscalía General de la República (FGR) el carro posee una alerta por haber sido utilizado en una privación de libertad.
La Policía envió ayer hacia el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca, La Paz, a dos violentos reclusos, cabecillas de pandillas, tras comprobarse su autoría intelectual del alza de homicidios reciente.
Los imputados son Daniel Jeremías Brizuela Soriano (a) Sparky, Kilo, o City Paraísos, ranflero de la MS, y José Luis Alemán Mejía (37) alias Extraño o Enano, acusado este último, desde 205, por graves delitos como agrupaciones ilícitas, tenencia y portación irresponsable de arma de fuego y homicidio agravado, entre estos, el cometido contra un policía el pasado 14 de enero de 2019 en San Luis Talpa, La Paz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí