El pasado miércoles 10 de julio, el presidente de la República, Nayib Bukele, brindó su primer cadena nacional de medios de comunicación (radio y televisión) como mandatario de El Salvador, en donde elevó presión hacia los diputados de la Asamblea Legislativa para que aprueben los $91 millones solicitados para ser destinados a la continuidad de la segunda fase del Plan Control territorial.

El presidente Bukele dio el informe que las tres primeras fases del Plan Control Territorial costarán $575 millones y $200 millones se necesitará obtenerlos a través de préstamos. «Los otros $375 millones saldrán de ahorros presupuestarios y donaciones de países amigos», sostuvo.

Asimismo, habló a detalle de los logros obtenidos mediante la implementación de la primera y segunda fase del Plan Control territorial, sin embargo, hizo énfasis en decir que los fondos solicitados, debían ser aprobados para realizar las demás etapas faltantes que forman parte de su planificación de estrategia para la seguridad de El Salvador.

Por esta razón, el mandatario les pidió a los legisladores, como presidente, jefe de Estado, como líder de gobierno, pero sobretodo como salvadoreño, que den su voto a la seguridad del pueblo.

Por consiguiente, aseguró que se necesita de los 84 diputados, que sí bien es cierto, a ellos y a él no les afecta la violencia social de manera directa, pero poseen la responsabilidad de la seguridad del Estado, pagada con los impuestos de la sociedad.

Ante la reciente petición, el presidente de la República dio el anuncio que este día jueves 11, el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes se presentaría a la Asamblea Legislativa con el objetivo de solicitar el apoyo para que voten a favor del presupuesto para el Plan Control Territorial.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here