Su pasión por la Selecta Cuscatleca lo inspiró en la creación de un traje muy famoso.

El dedicarle su tiempo y esfuerzo a algo que le gusta lo ha llevado a situaciones inesperadas.

El Indio de la Selecta Cuscatleca, es un personaje realmente conocido y querido por todos los salvadoreños, especialmente por la afición que apoya en cada partido a la selección nacional de fútbol. Nery Rodríguez, de 47 años, originario de San Francisco Goteras, Morazán, es el hombre detrás de este disfraz azul y blanco. En los estadios, las personas insisten en acercarse y tomarse fotos con él, marcas y empresas lo buscan para eventos o campañas publicitarias, hasta extranjeros solicitan su presencia para pasar un rato ameno y divertido.

Tengo 36 años de seguir a la selección y el traje tiene 13 años. Empecé con una gabacha y al siguiente día pensé: no, esto lo vamos a hacer bien y me compré 10 banderas y lo empecé a armar y a pedir plumas a la gente que tenía aves. Tengo tres trajes, yo hago y pienso en el diseño y tengo un vecino que es sastre y él los elabora. Me tardo 40 minutos en vestirme y maquillarme, a veces necesito apoyo de alguien para que me maquille”, comentó Nery.

Toda su familia lo apoya, es padre de 9 hijos, dos de ellos estudian en la universidad, el más pequeño de ellos quiere seguir sus pasos y ser un mini Indio de la Selecta Cuscatleca, mientras que la mamá de Nery, su hermana y su esposa se emocionan cuando lo ven en programas o periódicos: “mi señora se siente celosa cuando ve las fotos con tantas chicas pero ellas están orgullosas de mí, se ponen a gritar cuando me ven en los medios de comunicación”.

Gracias al éxito que ha tenido, el ingenio puesto en su personaje y compaginándolo con su trabajo como técnico de basculas, ha logrado colaborar con varias marcas y empresas para hacer campañas publicitarias y ha sido contratado para muchos eventos para alegrar a los asistentes con su presencia. No solo eso, sino que también tiene la entrada gratis al estadio y gracias al patrocinio de algunas marcas y al apoyo de sus amigos, logra conseguir el dinero necesario para apoyar a la selecta en otros países: “yo decido dónde quiero estar en el estadio… a la Selecta le gusta que yo esté con ellos, los jugadores son los que me apoyan”.

De igual manera manifestó su emoción cuando le pidieron fotos por primera vez: “cuando las personas me empezaron a pedir fotos me sentí realizado, con ganas de seguir. Un mexicano me dijo que yo era su ídolo y me dio un gran beso”. Y aunque no es el único «Indio», ya que otras personas han elaborado trajes imitando el de él, y aveces incluso llegan a confundirlo llamándolo de manera equivocada, afirmó que eso no le ofende y el sigue realizando el personaje con mucho amor y pasión.

Nery ya ha pensado abandonar a la Selecta por algunas derrotas dolorosas, por el caso de los amaños y por haber corrido algunos riesgos, como ser botado por la afición o ser descubierto en su trabajo al mentir por asistir a los partidos; pero todo esto no le preocupa, ya que quiere seguir haciendo lo que tanto le gusta y apoyar a su selecta querida.

Sin duda, Nery es un ejemplo a seguir para todos los salvadoreños, demuestra que es posible realizar un sueño sin dejar de lado otras cosas importantes como la familia y el trabajo, dejándoles a los jóvenes el mensaje de que si se quiere, se persevera y se tiene pasión, todo se puede lograr.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here