En la ciudad de Pekín (China) se han cancelado todas las ceremonias del Año Nuevo chino y los principales eventos públicos, debido al brote de coronavirus. La medida incluye las ferias que se llevan a cabo en los templos durante estas festividades e incluso los cines han suspendido sus estrenos.

La decisión fue tomada por la Oficina Municipal de Cultura y Turismo de Pekín para «priorizar la vida y la salud de las personas», informó Beijing News.

De momento, la enfermedad ya ha provocado la muerte de 17 personas y el cierre del transporte público en otras ciudades cercanas al lugar donde se originó el brote.

Por su parte, el operador ferroviario del país, China State Railway Group, anunció que los pasajeros pueden recibir reembolsos completos de sus boletos adquiridos en todo el país.

Anteriormente, las autoridades prohibieron con carácter temporal salir de Wuhan (Hubei, China) a los más de 11 millones de habitantes de esta urbe, donde el pasado mes de diciembre se originó el nuevo coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here