Este miércoles 14 de agosto, los voluntarios de la Cruz Roja de El Salvador cerraron las oficinas administrativas, evitando el acceso de los empleados administrativos, según informes, las razones son para demostrar su descontento con las autoridades, ya que aseguran haber tenido una expulsión arbitraria, teniendo trayectoria en la institución.

Cerraron todo acceso y ubicaron una pancarta donde se lee: «¡Basta! de tanta vulneración de derechos«, ante esta protesta, denunciaron irregularidades y arbitrariedades cometidas por la Cruz Roja salvadoreña.

Por su parte Ricardo Araujo, voluntario de la corporación, aseguró que no hay transparencia en la administración de fondos y además, existen anomalías en los procesos de elección a las autoridades de la institución.

Por consiguiente demandaron para que haya una nueva directiva y exigen la renuncia de la dirección actual de todos los departamentos que esta cubre.

Ante las recientes denuncias y acusaciones, la institución compartió su posición donde indicaron que lamentan que un grupo de ex voluntarios insatisfechos accionen de tal manera, puesto que aseguran que estos accionaron en contra de su misión y estatutos, ya que ellos poseen procesos disciplinarios impuestos y que de igual manera, no afecta los ánimos de sus miembros, quienes realmente están inspirados y dispuestos a la labor humanitaria que en conjunto suman más de 500,000 horas hombres al año.

Asimismo, enfatizaron en la posición que manejan dichos voluntarios insatisfechos, por lo que hicieron constar que el único interés de Cruz Roja Salvadoreña es hacer cumplir sus principios fundamentales, para beneficiar a los más de 2,000 salvadoreños que son atendidos anualmente en sus áreas misionales de salud, agua y saneamiento, gestión de riesgo y desastre e inclusión social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here