Una investigación presentada por el Instituto de Formación Docente (Infod) dio a conocer que existe un problema de dispersión curricular que afecta al magisterio, que se deriva de la cantidad de programas aprobados para habilitar la docencia en El Salvador.

Dicho evento contó con la participación del actual ministro de Educación, Carlos Canjura; la ministra de Educación designada para el próximo quinquenio, Karla Hananía de Varela; la coordinadora de la Fundación para la Educación Superior (FES), Carolina Rovira; la investigadora educativa, Carolina Bodewig; en compañía de Luis Rubén González, coordinador de Investigación Educativa del INFOD, y Carlos Rodríguez Rivas, titular de dicha entidad.

Según el Instituto, «los formadores de docentes son profesionales de nivel superior que desempeñan labores académicas asociadas a la formación inicial docente, es decir, programas que habilitan para el ejercicio de la docencia».

Datos de 2016 revelan que en El Salvador hay 514 formadores de docentes, 237 a tiempo completo, 44 a medio tiempo y 233 hora clase. Los formadores de docentes laboran en 16 instituciones de educación superior habilitadas para impartir carreras de formación inicial, informó el Infod.

Entre los resultados de la investigación, en cuanto a condiciones sociodemográficas, se reveló que el 5 por ciento de los formadores docentes viven como ocupantes gratuitos y menos de la mitad, es decir, un 44 %, son propietarios de vivienda con título; por otro lado, el 4 % de los formadores habitan con viviendas de techos de paja y 5 % en casas con paredes de adobe.

Por su parte, la investigadora educativa, Carolina Bodewig, explicó que en el área académica se encontró que el 27.8 % de las personas dentro del estudio tienen solamente licenciatura, el 59.8 % dedican más de 8 horas diarias a impartir clases y el 62.8 % nunca han efectuado una investigación educativa.

«Esto es digno de reflexión, no solo porque refleja que los formadores de docentes no tienen suficiente experiencia en el ámbito académico, este tipo de relación permite al docente revisar su discurso, su cultura, sus prácticas y que tengan autonomía y los formadores no lo tienen porque no tienen tiempo», expresó Bodewig.

Por otro lado, la futura titular de Educación, Karla de Varela, expresó que el tema de la formación docente es central “tenemos que formar al docente para poder llegar al alumno y ciudadano que queremos (…) Yo quiero felicitar al INFOD por este trabajo y creo que una de nuestras tareas es fortalecer este instituto”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here