De acuerdo con el vicedecano de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de El Salvador, Edgar Peña, una de las opciones para estabilizar el talud rocoso en el kilómetro 19.2 de la autopista Los Chorros podría ser generar un derrumbe controlado, o bien dinamitar una parte, siempre que se analice la sección más débil y que mantiene el riesgo alto de derrumbes en la zona.

“Una de las opciones sería provocar el derrumbe; sin embargo, tenemos que saber de dónde vino este derrumbe, porque si no sé de dónde vino el punto débil, puedo estar dinamitando o escarbando en una zona que no es la que va a generar la inestabilidad”, explicó Peña.

Ingenieros de la universidad junto con ingenieros del Ministerio de Obras Públicas (MOP), del Fondo de Conservación Vial (FOVIAL) y de la Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (OPAMSS) hicieron una visita a la zona afectada, y explicaron que el talud está conformado por varios estratos, incluso de lava, asegurando que se reunirán con el MOP para estudiar las medidas y los equipos para verificar la topografía del lugar.

Mientras tanto, el FOVIAL lleva 50 % de avance en la construcción del muro gavión de 100 metros de largo y la cama de amortiguamiento que servirá para contener las rocas que puedan caer y no traspasen a los carriles en uso. Esta fase se terminará el 30 de abril y comenzarán los trabajos de las obras definitivas.

“Ya llevamos el 50 % de avance en el muro, que va a servir para la contención de rocas; es decir, llevamos ya casi 50 metros lineales de muro construido del total de 100 metros de longitud”, destacó el viceministro de obras públicas, Emilio Ventura.


También le puede interesar: Obras en carretera Los Chorros se construyen con una inversión de $50 mil

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here