Residente y otros músicos se unen para una conmovedora versión de cuarentena de “Latinoamérica”, de Calle 13: “Aquí estamos de pie…”

El vídeo es contundente ya desde su primera imagen. Sentado en medio de una penumbra, Residente anuncia que está “en Puerto Rico, en cuarentena”, para de inmediato aclarar: “Pero de pie…». Y eso se convierte en una invitación al decir “…todo el mundo”. Aparecen entonces esos pies que suben a un cajón de percusión. Y se escuchan entonces los acordes de una guitarra, empieza a entrar en calor un cajón peruano, se enciende un micrófono. Comienzan a surgir los músicos, cada uno desde sus respectivas cuarentenas, en este inmenso montón de soledades al que nos llevó el coronavirus. “La cantamos a todo pulmón -agrega el cantante-. Todo el mundo desde sus casas”.

Lo que vendrá después es “Latinonamérica”, esa hermosa canción de Calle 13 reconvertida en “Edición Cuarentena”. Se trata de un video con el cual, en colaboración con otros nueve músicos de distintos (entre ellos el argentino Gustavo Santaolalla, en ronroco y coros), el puertorriqueño busca levantar el espíritu y enaltecer la unidad de un continente que está siendo atravesado por la pandemia.

Compartido en YouTube, la canción se va desglosando verso a verso, estrofa a estrofa, en las voces de René Pérez Joglar (Residente) y de su compatriota Kianí Medina. “Soy lo que sostiene mi bandera; la espina dorsal del planeta es mi Cordillera; soy lo que me enseñó mi padre: el que no quiere a su Patria, no quiere a su madre; soy América Latina, un pueblo sin piernas pero que camina».

Suena el piano de Leo Genovese, las guitarras de Justin Purtill y Elias Meister: “Aquí se comparte, lo mismo es tuyo”. Y la batería de Thomas Pridgen: “Este pueblo no se ahoga con barullo, y si se derrumba, yo lo reconstruyo”. La percusión de Daniel Díaz, el cuatro venezolano de Jorge Glem, la quijá de burro de Sinueh Padilla: “¡Aquí se respira lucha!”.

Un día antes, Residente había entrevistado al presidente argentino Alberto Fernández a través de un vivo en Instagram. Antes lo había hecho con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele. Allí, se permitió destacar “cómo se están movilizando algunos países latinoamericanos” a diferencia de las iniciativas de Donald Trump. “Es la figura más cercana que tenemos porque somos colonia”, dijo, en referencia a las alarmantes cifras que azotan a los Estados Unidos: 4.076 muertos y casi 190 mil contagiados por COVID-19.

René cumple la cuarentena en su casa de Puerto Rico mientras que su hijo, Milo, lo hace con su mamá, Soledad Fandiño, en Buenos Aires. El niño también participó del reportaje de su papá a Fernández, enviándole dos preguntas a través de un vídeo. “Presidente, ¿en la televisión hay fútbol o no? ¿O grabaron fútbol para la gente que no vio algunos partidos?”, lo consultó, además de indagar sobre el lavado de manos. “El primer punto para Milo: no tenemos fútbol -respondió el dirigente-. Está suspendido, por la misma razón que no podemos escuchar a tu papá cantar en los estadios”.

Para eso está la tecnología. Y amparándose en ella, el boricua pudo juntarse virtualmente con sus músicos para dejar una canción preciosa y una mensaje superador. Unidos, cada uno desde su lugar, saldremos adelante. Porque como en el final de “Latinoamérica”, suena en la voz de Kianí un solo canto: “Aquí estamos de pie… ¡Qué viva la América!”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here