La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ratificó el veto presidencial sobre las reformas a la Ley Especial para la Constitución del Fondo Solidario para la Salud (Fosalud).

El presidente Nayib Bukele vetó, el pasado 5 de septiembre, el decreto con el que los diputados asignaban el 50% del total de los fondos recaudados de los impuestos al tabaco, licores y armas para el Fosalud, hacia funcionamiento de la institución lo cual buscaba el pago de horas, remuneraciones, entre otros para los empleados de la institución.

El mandatario salvadoreño expresó en su momento que la reforma, además de inconstitucional, era innecesaria porque esos fondos destinados al pago de personal están incluidos en el presupuesto del próximo año.

Los magistrados de dicha Sala, en efecto, resolvieron declarar inconstitucional la acción tomada por los diputados de la Asamblea Legislativa al modificar dicha ley sin que antes fuera consultado el Ejecutivo.

A través de su cuenta de Twitter, Nayib Bukele expresó respecto al fallo de la Corte: “Para los que dudaban de que nuestro veto a la reforma a la Ley de Fosalud, estaba motivado por algo más que una clara acción inconstitucional por parte de la Asamblea Legislativa”.

La Sala de lo Constitucional consideró que el veto presidencial está argumentado porque las reformas hechas por la Asamblea Legislativa obstruyen disposiciones presupuestarias del Ejecutivo, además de afectar el equilibrio del plan de gastos 2020.

En su resolución, los magistrados expresaron que la propuesta de reforma promovida por la Asamblea Legislativa “contenía mandatos que muestran un elevadísimo nivel de concreción y configuran una normativa específica para el uso del presupuesto del Ministerio de Salud, porque se regula en qué se han de invertir los fondos asignados”.

Para la Sala de lo Constitucional, este decreto constituía una intromisión de los diputados en las atribuciones del Ejecutivo, por lo que el decreto vetado por el Presidente no puede ser ratificado.

Una vez más queda demostrado que el Presidente está actuando en lo correcto, con base a la Constitución y con respeto a las Leyes vigentes en el país”, declaró la ministra de Salud, Ana Orellana.

“La Sala no está favoreciendo al señor presidente, sino que está primando la Constitución… está actuando conforme a Ley”, consideró la ministra Orellana.

Esta resolución de la controversia sobre la reforma a la Ley de Fosalud, resuelta a favor del Ejecutivo, fue firmada por unanimidad por los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here