El número de víctimas mortales por el nuevo coronavirus en Italia ha aumentado a 5: un hombre de 84 años, que murió anoche en un hospital de Bérgamo, y otro de 88 años, vecino de la zona de Lodi.

Además, el número de pacientes infectados con el covid-19 ha ascendido a 219, ha revelado durante una rueda de prensa el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli.

Borrelli ha añadido que los todos fallecidospor el covid-19 son personas de edad avanzada, con un historial clínico general previamente comprometido. Así, el hombre fallecido en Bérgamo había estado hospitalizado durante varios días en el hospital Papa Giovanni XXII.

El funcionario también ha especificado que los casos de infecciones confirmados son 167 en Lombardía (incluidas cuatro víctimas mortales), 27 en Véneto (incluido otro anciano fallecido), 18 en Emilia Romagna (9 registrados este lunes), 4 en Piamonte y 3 en Lacio.

De ellos, 99 están hospitalizados con síntomas, 23 se encuentran en estado grave en cuidados intensivos, y 91 no tienen síntomas y están en sus hogares de forma aislada. Hasta el momento solo una persona se curó en Italia del coronavirus, en Roma.

Italia lucha para contener el mayor brote del coronavirus en Europa

El pasado domingo, Italia extremó las medidas para contener en lo que se considera el mayor brote del coronavirus fuera de Asia. Las autoridades aislaron las ciudades más afectadas y prohibieron las concentraciones públicas en gran parte del norte.

En varias zonas septentrionales se ordenó el cierre de las escuelas y universidades durante al menos una semana, así como de los museos, cines y teatros, incluida la legendaria La Scala de Milán. Asimismo, fueron cancelados los últimos dos días del Carnaval de Venecia, que atrae a miles de turistas de todo el mundo, así como cuatro partidos de fútbol de la Serie A.

Venecia también prohibió las misas públicas, al igual que la región de Lombardía, donde se concentra la mayor parte de los casos, y donde también ha cerrado sus puertas a los visitantes la famosa catedral de Milán. Por otro lado, se ha decidido cerrar pubs y discotecas desde las seis de la tarde del domingo. La Semana de la Moda de Milán también se vio afectada, con algunos desfiles cancelados y otros, como el de Armani, celebrados a puerta cerrada.

De este modo, la epidemia se ha instalado en el norte de Italia, donde unas 50.000 personas permanecen aisladas en las 11 localidades, que se consideran el foco principal del contagio. Las autoridades tratan de buscar su origen, tras confirmarse que la persona que había sido identificada inicialmente como ‘paciente cero’ nunca tuvo el virus.

En opinión del médico Esteban Maturana, aunque el covid-19 no es tan grave como los virus que habían causado otras epidemias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here