Un documento presentado por OXFAM, denominado “Rompiendo moldes: transformar imaginarios y normas sociales para eliminar la violencia contra las mujeres”, que hace una contribución significativa al análisis y prevalencia de imaginarios y normas sociales machistas entre mujeres y hombres jóvenes de la región.

La violencia no es el destino de las mujeres. Si no hacemos nada, también somos parte de la violencia. ¡Basta, acabemos con la violencia contra las mujeres!: Oxfam

Dicho informe profundiza en las creencias y comportamientos más arraigados portando evidencias que permiten afirmar que, si realmente se quiere avanzar en el derecho de las mujeres y niñas a una vida libre de violencias, estas creencias y comportamientos deben ser transgredidas y cuestionadas.

Entre los resultados obtenidos por Oxfam, revelan que el 56 por ciento de los hombres y el 48  % de las mujeres entre los 20 y 25 años afirman conocer casos de violencia que han sufrido sus amigas en un período de un año, lo que indica una muestra alta de la prevalencia de esta problematica.

Además, informa que 6 de cada 10 mujeres y hombres jóvenes creen que las mujeres no salen de las relaciones de pareja violentas porque el hombre amenaza con matarlas, mientras que cinco de cada diez creen que las mujeres consideran que la violencia que sufren es normal.

En el informe se identifican ocho imaginarios y normas sociales que alimentan las
violencias contra las mujeres en la región, entre ellos están:

  • “Un hombre de verdad puede tener relaciones sexuales con quién quiera; las mujeres no”.
  • Los cuerpos de las mujeres deben ser criticados por los hombres.
  • Los hombres tienen el derecho de controlar a las mujeres.
  • Un hombre tiene derecho a usar la violencia para corregir el comportamiento de las mujeres
  • Las mujeres deben dedicarse a ser cuidadoras.
  • “Todas las mujeres deben ser madres”.

En el informe se resalta que sobresale la culpabilidad hacia las mujeres por las formas de vestir, por caminar en las calles, o porque consumen alcohol. También se esgrima que ellos, si beben, no se pueden controlar.

Datos de Oxfam revelan que seis de cada 10 hombres de 15 a 19 años encuestados piensan que celar es una demostración de amor; 65 % de ellos piensa que cuando una mujer dice “no” a una relación sexual, en realidad quiere decir “sí”.

7 de cada 10 hombres entre 15 y 19 años creen que una mujer no debe vestirse provocativamente ni andar tarde en las calles, 6 de cada 10 mujeres de la misma edad, piensan igual que los hombres. Y, entre los países con los datos más altos en cuanto a dichas creencias o mitos, que las culpabilizan a las víctimas por la forma de vestirse, se encuentran El Salvador, con un 85 % y Guatemala con un 75 %, reveló Oxfam.

El organismo recomienda que es necesario visibilizar a las familas que están transgrediendo el modelo impuesto y que madres, padres, hermanos, que creen vivir en libertad, pueden formar parte activa de los procesos que apuestan por la transformación de imaginarios y normas.

Asimismo, que existan más espacios de construcción con las organizaciones
feministas, asumir las recomendaciones para el tratamiento de violencia contra las
mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here