Si el TSE se pone muy estricto, el riesgo es no tener elecciones: Cardoza

Recientemente, InformaTVX conversó con el magistrado Miguel Ángel Cardoza sobre el proceso de preparación para las elecciones de marzo 2018 y los retos que recayeron en el Tribunal Supremo Electoral tras la resolución de la Sala de lo Constitucional en 2015.

Cardoza es franco. Reconoce que el tribunal tiene un objetivo principal: hacer elecciones. Para ello, corroborarán que los miembros de Junta Receptora de Votos, de Junta Electorales Municipales y las Juntas Electorales Departamentales no estén integradas por actuales miembros de partido. Lo que los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia calificaron como una “relación formal”. Sin embargo, es transparente en decir que la otra figura establecida por la Sala, la “relación material”—esa que no se establece por aparecer en un documento oficial— no será indagada por el ente colegiado.

El magistrado Cardoza no desaprovechó la oportunidad para expresar su percepción sobre la decisión tomada por la Sala. A su juicio, la máxima entidad constitucional hizo más que delegarle nuevas tareas al tribunal del que forma parte. La Sala con una resolución ha obligado a reflexionar sobre una reforma institucional para el TSE.


Muchos actores políticos han expresado su desacuerdo ante la Sala de lo Constitucional. Una de las que le compete más directamente, es la que, en 2015, obligó a que los organismos electorales temporales no estén compuestos por personas afiliadas a los partidos políticos.

Se habla, al menos es el planteamiento que veo yo, de restar control a los partidos y posicionar, de empoderar a la ciudadanía. Sin embargo, esto conlleva importantes retos.

Desde lo operativo, mucho le compete al Tribunal y me gustaría conocer su valoración al respecto. Pero también, me gustaría tener su valoración sobre este fallo, más desde una perspectiva de teoría política.

Es interesante comentar el fallo de la Sala, porque es evidente que la Sala en sus resoluciones, en jurisprudencia que ha venido sentando alrededor de otros organismos —como la presidencia de la Corte Suprema de Justicia, el Consejo de la judicatura, el mismo Tribunal Supremo Electoral (TSE), es que aquellos funcionarios que ejercen jurisdicción no deben tener una vinculación formal o material con los partidos políticos—.

En el caso del TSE y del sistema electoral, en términos generales, esto tiene una connotación muy especial, porque la conformación de este sistema que tenemos actualmente es producto de los Acuerdos de Paz. Y los firmantes de los Acuerdos de Paz deciden adoptar un sistema electoral con los partidos políticos, y controlados por los partidos políticos. De tal suerte que la misma Constitución de la República lo dice claramente “que en la integración de los organismos electorales temporales hay que garantizar que no predomine uno sobre otro”, con lo que está dando una clara indicación que los partidos políticos lo integrarán. Pero hay que buscar ese equilibrio, que el sistema sea equilibrado. Eso lo plantea la misma Constitución.

Entonces, la sentencia de la Sala, en el caso de la despartidización de los organismos electorales temporales tiene que aplicarse—y al tribunal le corresponde ejecutarla— con alguna modulación específica. Primero, porque durante 25 años quienes han conformado los organismos electorales temporales, y han llevado a la gentes a las juntas receptoras de votos han sido los partidos políticos. Probablemente, muchos ciudadanos han participado en las JRV por el compromiso que tienen con su partido político. Y ahora estamos aplicando esa sentencia en una transición.

Es evidente, y a nadie escapa, que es imposible aplicar de una sola vez, de tajo, esa sentencia. Y decir “señores ustedes se van y se quedan solamente los ‘ciudadanos´”. Primero porque la misma Sala de lo Constitucional cuando dictó esa sentencia dejó el camino para que la propuesta siempre vengan de los mismos partidos políticos. Y ese es un tema que es importante señalar, porque desde el momento que la misma Sala reconoce que vienen de los partidos, porque así fue la integración constitucional, porque así lo acordaron los firmantes de los Acuerdos de Paz, porque ha sido durante 25 años de la misma manera… Si desde luego, si las personas son propuestas por los partidos políticos, se viene abajo una de los términos que ocupa la sentencia —porque la sentencia lo que dice es que el TSE debe verificar que las personas no tengan relación ni formal, ni material, con los partidos políticos—.

Desde el momento que una persona es propuesta por los partidos políticos, es evidente que hay una relación material. No van a proponer a cualquier persona los partidos. Van a proponer a las personas que ya conocen, que han participado, que los han ubicado, que sus líderes locales les ubican, les piden el DUI… Ellos son las personas que vienen propuestas para formar mesas. Allí hay una vinculación. En los casos de las JRV es evidente que las personas, sin lugar a dudas, desde el momento que son propuestos por los partidos alguna vinculación hay.

El TSE, interpretando la sentencia de la Sala, y aplicándola para las aproximadamente 94 mil personas que se necesitarán para las JRV, y sobre todo observando la reforma de ley que hizo la Asamblea Legislativa. La Asamblea estableció nuevos requisitos para los miembros de JRV, dijo que las personas no pueden estar afiliadas a los partidos políticos. Esa es una relación formal. Y esa es la que el TSE está verificando. La relación material, en el caso de la JRV, será muy difícil que el Tribunal la establezca. Además, no tenemos forma para determinar cómo verificar que 94 mil personas tendrán relación o no con los partidos políticos. A menos que vengan los ciudadanos y empiecen a denunciar. Puede ocurrir.

Pero, sobre todo, si el país lo reflexiona y lo medita esta es una transición. Lo que debemos hacer es administrar la transición, si bien los partidos vienen de los partidos, vamos a verificar que no estén afiliados —probablemente relación tendrán con los partidos—. Pero habrá que colocar ciudadanos en las mesas para que al menos es esta oportunidad el TSE logre hacer esa mezcla entre propuesta de partidos y ciudadanos. Porque los partidos no están completando listados. Hay que hacer un sorteo e incluir ciudadanos del padrón. Y lo más importante de todo, teniendo estas personas el Tribunal va a hacer un ejercicio de capacitación, con el enfoque de institucionalizar a las personas. Que al momento de estar sentados a la mesa, entiendan que son funcionarios públicos, que ejercen una función, que tienen responsabilidades que tienen que cumplir, independientemente de quien lo haya propuesto. La Sala, en sa parte, dijo el TSE debe profesionalizarlos. Yo lo entiendo como una especie de institucionalización, como encausarlos en una carrera administrativa electoral. De tal suerte que ellos vayan siendo considerados en las próximas elecciones.

Este momento es una transición. Hay que saber administrar la transición. Es una situación complicada, porque al TSE le interesa montar las mesas para poder tener elecciones. Si el TSE se pone muy estricto en la conformación de las JRV, el riesgo es no tener mesas el día de las elecciones y no tener elecciones. Entonces, el Tribunal lo está aplicando de esa manera, verificando que no estén afiliados a los partidos políticos, para integrar las mesas incluso con los ciudadanos que salgan producto del sorteo.

También tenemos una tercera fuente de ingreso, es el aula virtual que está disponible para toda la población, incluyendo los miembros que van a ser capacitados. Pero en el aula virtual, cuando esté disponible el módulo de JRV, le dará la oportunidad al ciudadano para inscribirse. Allí el que esté interesado a participar, pues también se le va a considerar como una tercera fuente de ingresos, de reclutamiento de personal para formar parte de las JRV.

En ese sentido, entendemos que lo que buscará el TSE es determinar que no haya vínculo formal, o sea, afiliación actual. Ya hizo un ejercicio con los candidatos a JEM y JED. ¿Pero qué tal si los partidos han depurado listados con la intención de que ahora estos antiguos miembros puedan ser tomados en cuenta? Es decir, puede haber casos evidentes de personas que han pertenecido o apoyado a un partido, pero ahora no aparecen.

Porque ese criterio la Sala lo asentó, y lo vería con toda razón, si eso es de un magistrado de Corte Suprema de Justicia… Si esa persona ha sido afiliada a un partido y tiene un activismo con el partido, ¡hombre! No puede ejercer su jurisdicción con libertad. Pero, para 90 mil personas es muy difícil que eso no ocurra, o sea… ¿Cómo encontramos 90 mil personas que no hayan tenido relación con partidos políticos? Es prácticamente imposible.

Además, si la misma Sala reconoció el derecho de los partidos de hacer las propuestas… si los partidos los proponen, alguna relación tienen con los partidos. Que los partidos van a decir, “mirén vamos a una iglesia y traigamos a toda la gente y la vamos a proponer”… ¡No! Han propuesto gente que conocen. Han ido a sus líderes locales. Los líderes dicen, “miren aquí están estos fulanos que son cercanos nuestros, medio familiares, parientes, amigos… aquí están los DUI”. Eso es lo que han hecho los partidos. La legislación dejó solamente la obligación de verificar la relación formal, no la material.

El TSE recientemente ha abierto un debate, no sobre la JRV. Sino, sobre la JED y la JEM. En el caso de la JED hay cierto nivel, cierto rango de jerarquía, que tiene sobre las otras instancias. Entonces, se está discutiendo eso. Si viene una denuncia, un ciudadano ha dicho “allá en la JED de tal parte hay un fulano que aparece con el chaleco del partido”. Ese es un tema que el TSE tendrá que debatir.

Si el Tribunal—ha sido mi posición al interior del organismo colegiado— cuando se agota la propuesta de los partidos es el TSE el que tiene que nombrar. Cuando el TSE nombra, ya no lo hace por propuesta de partidos. Los partidos tienen sus momentos para hacer propuestas. Y si las reconoce su derecho, que es además constitucional. Además, la misma Constitución dice que no debe de prevalecer “uno sobre el otro”. ¿Y eso qué significado tiene? Significa que ningún partido puede estar encima de otro en ese organismo electoral temporal. Es un debate que el TSE debe hacer, ¿qué pasa con la JED con la JEM?

Ahora, con la JRV es muy difícil que el TSE pudiera tener un mecanismo para controlar la relación material. No se me ocurre más que el TSE publicara a lista y dijera: “Mirén ciudadano, aquí están la lista de los miembros de mesa; tienen cinco días para decir si alguno de estos tiene relación (con los partidos)”. Se imagina la puerta que se abriría. ¡Cuántos vendrían a decir aquí…! Solamente por quitar dos o tres… De un partido podrían venir a denunciar al otro… ¡Nos meteríamos en un rollo! Además, en este momento, nos interesa montar la mesa. Eso es lo primero: tener elecciones.

 

Pasando ahora a lo operativo, ¿cómo va el proceso para la conformación de mesas? Recientemente se entregaron los listados para JED y JEM, y aún allí aparecieron personas con afiliación partidaria.

¿Cómo va el proceso de conformación de las JRV que es aún más extenso?

Nosotros sabiendo la complejidad de este proceso, como decimos es una transición, le pedimos a la Asamblea Legislativa que reformara los plazos de ley para que tuviéramos las propuestas con anticipación. No tuvimos éxitos en nuestra gestión. Y quedó la propuesta de los partidos para ser, la presentación de miembros de JRV a cuatro meses antes. Ese plazo finalizó el pasado 3 de noviembre.

Se nos presentaron las propuestas de los partidos políticos, en un principio hemos verificado nombres, que estén en el padrón electoral, que tengan su DUI, que vivan en el municipio, que cumplan los requisitos iniciales de ley y hemos encontrado en las propuestas de los partidos algunos vacíos algunas deficiencias, que se les ha prevenido que estás semanas las corrijan, para completar esta propuesta. Con lo que creo que podemos andar con una propuesta de 66 mil personas, aproximadamente. A estas personas todavía hará falta que nosotros verifiquemos su no afiliación a partidos políticos (ceremonia se llevó a cabo el día 15 de noviembre, y reveló que de las más de 66 mil personas propuestas, el 2.7% tenía afiliación partidaria).

Posteriormente, tenemos que hacer la rifa de la quinta posición. Porque, por ley, los partidos que obtienen la mayor votación en la última elección de diputados y alcaldes tienen derecho a proponer las primeras cuatro posiciones. Entonces, ARENA, FMLNA, GANA y PCN tienen derecho a proponer para todas las mesas. Y la quinta posición, que fue un punto que la Sala declaró inconstitucional, tienen derecho a proponer el resto de partidos que van a ser contendientes en esa jurisdicción. Hay que rifar la quinta posición para saber cuál JRV le toca a cuál partido. Completada la rifa y completado el proceso de complementación que los partidos políticos hacen— más de complementación que son datos que hacen falta para tener claro la cantidad de personas que tenemos— vamos al sorteo al padrón. Allí sortearemos a los ciudadanos para complementar el número de listas.

Ya tenemos nosotros con cuanto cierra el padrón electoral, cierra con 5 millones 186 mil 42  ciudadanos. Estos, dividido entre 600 más sumadas las JRV “de cola” que le llamamos nosotros. Porque ahora para llenar una mesa se necesitan 600 votantes, si no llegamos a los 600 en cada centro de votación hay una o dos de cola.  Entonces, si sumamos esa, nos saldrá un aproximado de 9200 mesas con las que vamos a trabajar. Entonces, estamos hablando de 92 mil personas que necesitamos complementar. Si en los partidos llegamos a 65 mil, el resto hay que rifarlos, para garantizar que las convocatorias a capacitaciones comiencen todas las personas. En el proceso, desde luego, tendremos que ir verificando quiénes son sustituidos, que cumplan con el requisito de ser capacitados, que lleguen a los talleres.

Adicionalmente, nos estamos apoyando como complemento de la capacitación presencial, de la capacitación virtual a través del aula virtual. Allí están los módulos para Junta Electoral Departamental, Junta Electoral Municipal… Yo creo que ya para esta semana habrá un diseño básico de la capacitación virtual para JRV, después se estará complementando con videos y otros aplicativos. Pero tendremos esa oportunidad, que la gente pueda adicionalmente la presencial, la capacitación virtual. Ya en febrero, finales de enero y febrero, esperamos tener talleres específicos del llenado del acta, para que la gente haga ejercicios con el acta y se acostumbre a manejar el acta—que en el caso de la elección de diputados, es un acta de 14 folios, no es un acta sencilla—, hay que familiarizarse con ella. Es el proceso que esperamos nosotros. Y esperamos terminar el mes de noviembre con el grupo de personas, la cantidad necesaria, para comenzar el proceso de capacitación.

Dado que las personas que participarán a lo mejor no tienen experiencia, este es un gran nuevo reto que ahora debe asumir el TSE. En este caso, podría detallar sobre este proceso de formación que tendrán las personas seleccionados tanto de partidos como de las otras vía de reclutamiento. ¿Qué etapas componen esta formación y con qué recursos cuentan?

Estamos planificando la capacitación en tres momentos. Capacitación virtual, presencial y talleres. Le explico: primero la capacitación virtual. Hemos logrado, con fondos del PNUD, obtener el aula virtual y tres aplicaciones. Instrumentos, herramientas tecnológicas que nos van a apoyar en la capacitación presencial. A estas 90 mil personas se les va a comenzar a capacitar en el mes de diciembre.

A este momento, hoy en noviembre el TSE está terminando de capacitar a los 661 capacitadores que se van a repartir por todo el país. A cada cual se les va a distribuir su grupo de miembros de JRV, para que vayan al interior del país, en determinados lugares, a la capacitación presencial: a tutorear esos grupos. Cada quien va a tener un grupo, son un poquito más de 661… Ese es el número que hemos contratado. Pero, hay supervisores, jefes regionales… 680 los que están contratados para eso. Esa gente se prepara, se les da su kit, su material para ir al campo. Y ellos son los encargados.

Durante todo este tiempo que los estamos que los estamos terminando de preparar a ellos, el TSE está haciendo el sorteo y la integración de las mesas. Cuando en diciembre, finales de noviembre, que tengamos listos los 90 mil, ya las casi 700 personas nuestras están preparados para ir al campo para la capacitación presencial. Pero lo primero que se les indica que tienen que comenzar con la capacitación virtual. Se les indica la plataforma— en la página web del TSE está el link del aula virtual, allí pueden ingresar al aula virtual—, les pide un dato para ingresar, después pueden tener su clave para poder estar ingresando. Allí les dice que ingresen mostrando su interés de mostrar parte de una mesa. Porque también este grupo pueden ser voluntarios más adelante, si nos hace falta de esos 90 mil, tenemos los voluntarios. Estas personas comenzarán en su plataforma virtual, allí entrarán al módulo. Si quieren aprender sobre JED, están los módulos, sobre JEM, están los módulos y los de JRV. Después se les programarán las presenciales. Estamos pensando en, al menos, cuatro sesiones presenciales. Y una última que pudiera ser allá en enero o principios de febrero, que podrá ser para llenado de acta y eventualmente para la capacitación del tema de apoyo tecnológico.

Es posible que en San Salvador y La Libertad la mesa tenga adicionalmente apoyo tecnológico para que puedan contar más rápido. Los plazos son esos. Diciembre, enero, presenciales. La mitad de enero y febrero, los talleres para tenerlos listos el Día D. Desde luego, ellos tienen que participar de los simulacros. Que están planeados, en la primera o más tardar segunda semana de febrero. Allí los miembros de mesa hacen un taller especial para participar en lo que será la movilización de las elecciones.

En esta ocasión, es importante esta capacitación porque entendemos que los partidos políticos no han podido proponer a muchos de los que proponían antes, porque muchos estaban afiliados. Hoy son nuevos. Probablemente, algunos siguen estando en el partido aunque no están afiliados como tal, pero cumplen el requisito de ley. Pero como son gente que, probablemente, por primera vez va hay que garantizar que pase todo este proceso de capacitación. Esto es lo que el Tribunal ha planificado para estar listo para el Día D. Ahora bien, si el Día D, si por alguna razón el miembro de mesa que tenemos nosotros no llega y no alcanza a completarse los tres, el TSE puede poner a disposición de la JEM a todos estos voluntarios que se hayan inscrito al Aula Virtual. Porque por ley, la JEM tienen que integrar la mesa. Si no hay tres, ellos las tienen que integrar. El tribunal les va aponer a disposición gente capacitada y acreditada para cubrir ese requisito de ley. Porque la Ley dice que para ser miembro de mesa se debe estar debidamente capacitado y acreditado por el Tribunal. Pero si aún así no hay nadie, pues la JEM tendrá que echar mano de algún ciudadano que esté allí para sentarlo a ocupar el cargo en mesa.

En la capacitación virtual, adicionalmente al Aula Virtual, estamos poniendo a su disposición tres aplicaciones. Que usted puede viajar en su dispositivo móvil y tenerlo allí. Ya están disponibles en las dos tiendas PlayStore y AppleStore, la de legislación electoral. Con eso usted tiene la de legislación electoral. Con ello, usted tiene las leyes electorales, puede estudiar y analizarlas, se les va a decir a todos los miembros de mesa que en su dispositivo móvil bajen la aplicación y la tengan. Va a haber otra aplicación que llamamos el “paso a paso”. Es todo lo que hace la JRV, desde que llegue en la mañana—que decida quién es el presidente, que den las indicaciones, que saquen las cajas, que verifiquen la papeleta, que dejen las actas, que cómo se desarrolla la votación, que cuando llegue el escrutinio como contar. Todo se “paso a paso” va a haber una aplicación que el miembro de mesa la puede tener y puede ir viendo.

La otra aplicación que va a haber es la del simulador del voto. Esa es para cualquier ciudadano común y corriente, para que venga, lo baje y pueda hacer pruebas allí de cómo votar, y el sistema le va a decir si está bien dado su voto, sino se lo anula. Eso va a estar disponible para cualquier ciudadano. Incluso los miembros de mesa podrán tener sus móviles y ver los aplicativos para ver cómo se desarrolla el proceso y tener algún elemento electoral que le ayude.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here