El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha declarado este viernes que no acordó eliminar los aranceles sobre los productos chinos, aunque a Pekín le gustaría que lo haga.

Después de este anuncio del mandatario, las acciones en Wall Street se desplomaron, tras varias semanas consecutivas de crecimiento debido al optimismo en torno a las negociaciones comerciales entre Washington y Pekín.

Este jueves el portavoz del Ministerio de Comercio chino anunció que como resultado de las negociaciones entre Pekín y EE.UU. «durante las últimas dos semanas» las partes «acordaron eliminar los aranceles adicionales en fases, a medida que se avanza en el acuerdo».

Posteriormente, uno de los principales asesores comerciales de la Casa Blanca y conocido crítico de China, Peter Navarro, declaró que aún no hay ningún acuerdo comercial.

«No hay acuerdo en este momento para eliminar ninguno de los aranceles existentes como condición de la fase uno del acuerdo [comercial], y la única persona que puede tomar esa decisión es el presidente Donald J. Trump y es tan simple como eso», aseveró Navarro.

Además, el asesor de la Casa Blanca ha insistido en que la declaración del Ministerio de Comercio chino es una «propaganda» diseñada para «empujar» a Washington hacia un resultado favorable para Pekín.

«Es un espectáculo de la prensa propagandística china; publicando información como esa ellos solo están negociando en público, tratando de empujarnos en una dirección, pero el presidente [Trump] toma estas decisiones», ha reiterado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here