Verónica, una de “Las 17”, recuperó su libertad luego de recibir la conmutación de su pena

Foto cortesía | Morena Herrera

La legislación contra el aborto en El Salvador está teniendo un devastador efecto en la vida de decenas de mujeres de todas las edades en el país, tras sufrir abortos espontáneos y otro tipo de emergencias de esta naturaleza.

 

En la actualidad existen muchas mujeres encarceladas por haber tenido un aborto sin importar las condiciones en que éste haya ocurrido.

“Cada vez que las autoridades de El Salvador encierran injustamente a una mujer por haber sufrido un aborto espontáneo o complicaciones relacionadas con el embarazo, condenan también a sus hijos a una vida de pobreza y trauma”, afirmó la investigadora de Amnistía Internacional, Astrid Valencia, en un informa presentado en 2015.

En 2003 se conoció el caso de Maira Verónica Figueroa de 19 años de edad, originaria de Ahuachapán que trabajaba como empleada doméstica. Figueroa experimentó un parto extrahospitalario en la casa donde trabajaba. Estaba soltera y era analfabeta.

Maira estaba embarazada a raíz de una violación. Tenía 37 semanas de gestación según el informe del Instituto de Medicina Legal pero diversos informes médicos dictaminaron que tenía entre 16 y 18 semanas.

Sus patrones, que la llevaron al hospital de Chalchuapa la denunciaron. La Fiscalía General de la República la condeno a 30 años de privación de libertad, pese a tener un defensor público.

La Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico conoció el caso de la víctima 10 años después. En 2013 comenzaron a estudiar su expediente para defender y comprobar su inocencia desde las instancias legales correspondientes. El 1 de abril de 2014 se realizó una solicitud de indulto para Figueroa y 16 mujeres, conocidas como “Las 17”, que se encontraban en la misma situación y que fueron condenadas entre 12 y 40 años de cárcel.

En enero de 2017, la agrupación, con las pruebas pertinentes, presentó el indulto para Verónica, y en marzo de 2017, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) expuso sus argumentos luego de revisar la solicitud.

Para los magistrados existían razones para conmutar la pena de Maira, al igual que para el presidente Sánchez Cerén.

Este 13 de marzo, Maira Veronica recuperó su libertad luego de recibir la conmutación de su pena y podrá estar acompañada de su familia.

El movimiento ciudadano afirmó a través de un comunicado que seguirá luchando para que otras mujeres puedan reencontrarse con su familia y se generen los cambios necesarios en la legislación salvadoreña y la aplicación de la justicia para que casos como este no vuelvan a repetirse en nuestro país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here