Ecuador recibirá ayuda de Estados Unidos para combatir la violencia

0
297

El presidente ecuatoriano, Daniel Noboa, anunció el lunes que espera recibir armamento, tecnología y entrenamiento de Estados Unidos para enfrentar a las organizaciones criminales que han desatado una ola de violencia en las últimas semanas.

Noboa dijo que Ecuador se ha convertido en una «pieza clave» en la estructura y las rutas del narcotráfico, y que es esencial que el país reciba ayuda internacional para combatir a estos grupos.

El presidente ecuatoriano se reunió con una delegación estadounidense encabezada por el asesor presidencial especial para las Américas, Christopher Dodd. La delegación visitó Ecuador para discutir la cooperación entre los dos países en materia de seguridad.

Noboa dijo que la ayuda de Estados Unidos será crucial para que Ecuador pueda frenar la violencia y restaurar la seguridad en el país.

«Estamos en guerra y necesitamos la ayuda de todos para ganar esta guerra», dijo Noboa.

Acuerdo con Estados Unidos

Además de la ayuda militar y de entrenamiento, Noboa también pidió a Estados Unidos que apruebe un nuevo acuerdo de cooperación bilateral que facilitaría la lucha contra el narcotráfico.

El acuerdo, que está pendiente de aprobación por la Corte Constitucional de Ecuador, permitiría a Estados Unidos compartir inteligencia y tecnología con las autoridades ecuatorianas.

Noboa dijo que el acuerdo es esencial para que Ecuador pueda combatir a los grupos del narcotráfico, que están vinculados a una serie de delitos violentos, incluidos asesinatos, secuestros y extorsión.

Otras medidas

Además de la ayuda de Estados Unidos, Noboa también anunció una serie de medidas para combatir la violencia en Ecuador.

El presidente ecuatoriano decretó un estado de emergencia de 60 días, que otorga a las fuerzas de seguridad amplias facultades para combatir a los grupos criminales.

Noboa también anunció que presentará al Congreso una ley de extinción de dominio, que permitiría a las autoridades confiscar los bienes de los grupos del narcotráfico.

El presidente ecuatoriano dijo que está comprometido a restaurar la seguridad en Ecuador y que está dispuesto a tomar todas las medidas necesarias para lograrlo.