“A los empresarios de ARENA no les conviene que el país vaya a impago”

Salvador Sänchez Cerén cumplió tres años al frente del Gobierno. Llegó con desaprobación en las últimas encuestas de opinión pública. La última encuesta, del Instituto Universitario de Opinión Pública de la UCA, le da una nota de 4.79.

Los encuestados señalan que la actual administración no ha resuelto el que consideran el principal problema del país: La inseguridad. Más del 60 % de las personas que participaron en este sondeo de opinión señalan que no han sido suficientes los esfuerzos realizados por el Gobierno.

Para el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, dice que las encuestas solo reflejan una percepción de un fenómeno y no la realidad. A pesar de ello, asegura que las toman en cuentan para realizar mejor el trabajo.

El último año de la administración de Cerén ha sido marcado por la crisis de las finanzas públicas. A tal grado que en abril pasado, el Estado cayó en situación de impago por unos días debido al retraso en el segundo abono del año relacionado a la deuda de pensiones. La Asamblea Legislativa aprobó recortes en varias instituciones del Estado ante la negativa de ARENA para dar sus votos para financiar el pago de esta deuda con más deuda.

El próximo mes, el Gobierno tiene que hacer otro abono por esta deuda, esta vez por más de 44 millones de dólares. Chicas señala que el sector empresarial deberá presionar a ARENA para que el país no caiga en otro impago, porque los empresarios también se ven afectados con esta situación.

“varios prominentes empresarios se vieron sumamente afectados porque sus créditos privados que estaban pautados a determinada tasa de interés aumentaron en dos puntos”, sentencia el vocero de la actual administración.

Finalmente, el secretario de Comunicaciones habla sobre la publicación que realizó el periódico El Faro de la cual se señala que más de 300 millones de dólares de Casa Presidencial fueron utilizados de manera discrecional.

“Ninguno de esos libros que han mostrado públicamente estaba en Casa Presidencial. Obviamente quienes hicieron cosas ilícitas no las dejaron para que nosotros no pudiéramos descubrir”, expresa Chicas.

¿Cómo evalúan los resultados de las encuestas de opinión? En la encuesta de la UCA, la población los reprueba con un 4.79

Cada una tiene su propia ideología, su propio énfasis, rescatamos la experiencia y yo creo que las mismas mediciones de opinión tienen en el país una historia muy particular respecto de acertarle o no a la realidad. Nosotros respetamos su resultado, los analizamos, tomamos lo que nos parece que pueda ser útil para nuestro trabajo.

¿No se evalúa en ese momento un relevo de funcionarios para mejorar el funcionamiento de las instituciones del Ejecutivo?

Ese tema siempre está abierto en el Gobierno, o sea, el presidente de la República no tiene por estilo hacer acciones sensacionalistas como lo podían haber hecho otros mandatarios que reservan para el 31 de diciembre o sea para el primero de junio como fecha privilegiada para mostrar cabezas a la población. No, el presidente de la República evalúa permanentemente su gabinete. Ha hecho cambios cuando le parece pertinente, de hecho, por ejemplo, recordamos en el periodo de inmediato anterior cambios en la Secretaría de Cultura. Cambió cuando en el año anterior, como por ejemplo, le pareció pertinente todo el Gabinete  de Seguridad.

Por lo tanto, el presidente en este sentido sabe que debe estar evaluando permanentemente a sus equipos de trabajo y todos los que trabajamos con el presidente a ese nivel sabemos que permanentemente nuestros cargos están a disposición de lo que el presidente decida hacer en ese sentido. Y por lo tanto, él evalúa, tiene por estilo evaluar al funcionariado público a partir de la ejecución del plan quinquenal. Es la ejecución del plan quinquenal la herramienta que le permita al presidente medir, los desempeños de cada una de las áreas, ver si se van cumpliendo las metas.

Los encuestados de la UCA señalan que el principal problema sigue siendo la inseguridad.

Los resultados están a la vista, por ejemplo, en el país había un promedio de 24 asesinatos diarios. Hoy ese promedio comprobado por fiscalía, recomprobando por Derechos Humanos, comprobado por Medicina Legal y la Policía, comprueba de que tenemos alrededor de nueve asesinatos diarios y antes teníamos 24.

Venimos de un periodo que, por ejemplo, en el que el país tuvimos paros de transporte por estos grupos criminales, quemaron buses llenos de gente, masacres como la de Opico. Toda esa situación se ha podido superar y en todo esto tienen que ver los avances  en materia de seguridad. Hoy, por ejemplo, en este periodo hay un mejor desplazamiento por todo el país.De hecho, por ejemplo, en este último año el turismo interno, el que hacemos los salvadoreños, ha crecido en un 24 % y eso es producto porque la gente se desplaza más, hoy nuestras carreteras son más seguras y eso permite que se visiten más municipios y es innegable el hecho de que ha crecido el turismo interno. De hecho, por ejemplo los ingresos en materia de turismo internos han crecido notablemente, qué más prueba en ese sentido hay mejores condiciones.

No quiero decir con esto que el país ya es totalmente seguro, de ninguna manera. La seguridad es un tema de mediano y largo plazo, donde en este momento hemos avanzado sensiblemente. En eso tiene que ver, por ejemplo. las medidas que se tomaron para controlar los centros penitenciarios, que los heredamos de los gobiernos de ARENA como antro de crimen, antro de delito. Hoy son centros mucho más controlados, hoy garantizamos mejor control sobre estos reclusorios y eso ha permitido disminuir la criminalidad en cifras concretas, o sea.

¿Usted cree que se va mantener esto en mediano y largo plazo?

Yo creo que poco a poco, que este es un tema de largo plazo en la medida que continuemos profundizando la aplicación de los planos de seguridad, por ejemplo, el plan El Salvador Seguro es un plan que tiene cinco ejes. El primero es el combate a la criminalidad, el segundo es la prevención, el tercero son los programas de reinserción, atención de víctimas y fortalecimiento institucional, en una medida que profundicemos esos cinco grandes ejes del plan, poco a poco vamos a ir cobrando mayores niveles de seguridad. Hoy es comprobable como, por ejemplo, el robo de vehículos, es un dato que está debidamente comprobado, ha disminuido a un 53%.

Ahora bien, el tema de la criminalidad definitivamente es un tema de percepción, ¿de dónde venimos? Nosotros venimos de tener niveles de percepción sumamente elevados, bueno en esa misma encuesta que tú señalas de la UCA, por ejemplo, cuando le preguntan a la gente, ¿cómo percibe la situación del país? Grave en seguridad. Ajá! Y de usted, de su núcleo familiar, quienes están cerca de usted, ¿hasta cuántas personas han sufrido un delito?, 16-Por ciento de los encuestados afirmaron ser víctimas de la delincuencia-. O sea, uno ve cómo  el tema de la percepción es un fenómeno y el tema de la realidad en cuanto a la incidencia de crímenes se ha reducido considerablemente e insisto como Gobierno sabemos que este es un tema de mediano y largo plazo que requerirá mucha persistencia y eso se ha reducido no solo por lo que hacemos en el Gobierno, esto también ha ocurrido porque hoy el tema de seguridad es un tema de interés nacional donde con otras fuerzas políticas por las universidades, las academias, tanques de pensamientos, los grupos empresariales que participan del Consejo de Seguridad con ellos y con la cooperación internacional se trabaja de la mano.

Hay señalamientos de la población y de organizaciones sociales contra los elementos de seguridad pública por violar derechos humanos. En el informe de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos del año pasado se señala que la Fuerza Armada y la PNC fueron las instituciones más denunciadas por violar los derechos humanos.

A partir de ahí, el presidente Sánchez Cerèn ha dado instrucciones muy  precisas de reforzar los planes y programas de formación de los agentes de policías, desde la propia Academia de Seguridad Pública. Actualmente, por ejemplo, en la propia Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, cuando lo requiere, vigila los programas de formación de los agentes de Policía en la Academia. Cuando lo requiere también puede participar en los operativos que realiza la Policía en el campo. Además, se ha hecho lo mismo por los programas de formación de la Fuerza Armada.

Además , los gobiernos anteriores solo había una sede de la Inspectoría de la Policía para todo el país. En este Gobierno, por ejemplo, se han abierto un sistema de sedes en el oriente, en el occidente. Se han habilitado mecanismos de información pública y se ha sancionado también a muchos agentes de la Policía que cometan alguna irregularidad. De hecho, también están abiertos los procedimientos en materia penal para cualquier policía o soldado que cometa algún atropello hacia la población. Nuestro Gobierno coopera con la Fiscalía, con las instituciones de justicia si se da un hecho de esa naturaleza.

Cambiando de tema, el próximo mes el Gobierno tiene que hacer un nuevo pago relacionado a la deuda de pensiones. ARENA se mantiene en una postura de no dar sus votos para más deuda y el ministro de Hacienda dijo que se harán más recortes si no se tienen otra vía de financiamiento. ¿Cuál es la estrategia del Gobierno para cumplir con estos compromisos?

El tema de la deuda pública es un tema de país, no es un tema solo de Gobierno. El impacto que puede tener un impago ya lo vivimos el 7 de abril, no es un impacto que solo afecta al Gobierno, afecta a todos los sectores de la economía. Por lo tanto, todos estamos obligados a contribuir en esa dirección.

ARENA como partido no se puede exonerar definitivamente. Ha habido momentos en los que ARENA no ha querido contribuir, sin embargo, a partir de sus mismos agremiados ha tenido que ceder. Me refiero,por ejemplo, a los Votos de ARENA para aprobar el proyecto de las Pavas de agua; el proyecto con Francia, por ejemplo, durante más de un año ARENA no quiso contribuir, sin embargo, cuando CASALCO apretó a ARENA, tuvo que votar porque era un tema necesario, no solo para los empresarios de la construcción, no. Es para el país, la industria de la construcción está creciendo al 2.3%, por ejemplo, está generando decenas de miles de empleos. Hay una inversión proyectada para este año de 1,800 millones de dólares  en 147 proyectos de construcción que se habilitaron a partir de que se destrabó, se decidió sobre ese crédito.

Lo mismo tuvimos con el sector cafetero, en el sector cafetero pasó mucho tiempo en que ARENA no quería contribuir en arribar a un acuerdo en materia de café. Recientemente, ARENA tuvo que votar por el acuerdo del café más allá de las resistencias que se pudo hacer la semana anterior, como por ejemplo, durante más de un año ARENA se había resistido a aprobar el crédito de Japón, para vulnerabilidad, al final pues, las instituciones sociales, etc. Los apretaron y tuvieron que votar o durante mucho tiempo ARENA se resistió a votar contra la minería, al final lo tuvo que hacer.

¿Qué nos enseña al país? Estos no son temas de Gobierno nada más, son temas de país. En la medida que nos pongamos de acuerdo, en la medida que todos podamos contribuir en esa dirección se van a contribuir los acuerdos. A nadie le conviene, al sector privado no le conviene, de ninguna manera,   que el país vaya caer en un impago. Nos agradó mucho como Gobierno, la semana anterior la publicación de ABANSA, de la Asociación de Banqueros de El Salvador, con un muy buen comunicado,  demandando la necesidad de un acuerdo.

Por lo tanto, existe riesgo de un impago. El riesgo siempre existe, pero también nos parece que hay todo  un esfuerzo de los diferentes sectores de los banqueros, de todo mundo porque no lleguemos a esa condición; y pues ARENA se tendrá que reflexionar muy bien.

Insisto, un buen número de temas donde ARENA no quería votar por muchos temas de seguridad y al final ha votado por todas las reformas que hubo en materia legal para poder asegurar el plan de seguridad contribuyó. Yo creo que estos son temas de país donde en la medida que todos los sectores nos propongamos instar, presionar, convencer, persuadir a ARENA como oposición no les quedará más camino que avanzar.

¿La estrategia del Gobierno es esperar que el sector privado presione a ARENA?

No solo del sector privado, ARENA también tiene gente humilde que también les da sus votos y participa;  y la gente en, la medida que tenga claro cuáles son los temas de país, en esa medida pues ARENA se tendrá que replantear las cosas.

Nuestro país va creciendo económicamente, por ejemplo, eso ha sido comprobado por los organismos financieros internacionales. Recientemente, el Banco Mundial, el Fondo Monetario señalaba que este país crece y que la dificultad de las finanzas públicas es problema de polarización y de la necesidad de asumir acuerdos políticos.

Y si ARENA no cede, ¿qué otra posibilidad se plantea el Gobierno?

Siempre como Gobierno planteamos escenarios, pero en este caso depende de los votos de ARENA, o sea, ARENA tiene responsabilidad en ese tema y todavía no podemos suponer que no ha ocurrido, todavía no podemos suponer. Actualmente, hay una muy buena mediación  del Banco Mundial. Por ejemplo, el mismo Banco Mundial tiene un delegado facilitando los entendimientos entre el Gobierno y el partido ARENA y nosotros creemos que la única solución que tenemos como país es entendernos. Así nos ocurrió con la guerra,  la guerra era todavía mucho más complicada que lo que estamos viviendo hoy, lo pudimos entender en ese sentido, nosotros creemos que esa es la opción del país.

A los propios empresarios que son parte de ARENA no les conviene que el país vaya a una condición de impago, porque eso dispara las tasas de interés. De hecho, con la experiencia que tuvimos el 7 de abril pasado, varios prominentes empresarios se vieron sumamente afectados porque sus créditos privados que estaban pautados a determinada tasa de interés aumentaron en dos puntos; estoy hablando, por ejemplo, de las inversiones de las familias Siman en materia de energía eléctrica que se vieron sumamente afectados precisamente porque esa breve condición doméstica de impago, que se dio en abril, afectó muchos sus inversiones, es así la economía. Por lo tanto, esto no es un tema solo de Gobierno, es un tema del país, donde la empresa privada, ARENA que tiene mucho que ver con estos sectores, se lo debe de pensar muy bien.

En el discurso del presidente Salvador Sánchez Cerén sobre los tres años, habló sobre un pacto fiscal, ¿qué tanto ha avanzado eso?

La agenda de negociación comprende varios temas. Uno es el tema de la reforma de las pensiones, otros han sido el seguimiento del acuerdo del café, el crecimiento económico y por supuesto el acuerdo fiscal.

Desde nuestra perspectiva, un acuerdo fiscal debe de tratar no solamente la necesidad de financiamiento que tiene el Gobierno en esta coyuntura. Eso tiene que ver cómo, por ejemplo, con la aprobación de 650 millones pendientes del acuerdo del 10 de noviembre pasado, eso tiene que ver con que resolvamos la liquidez que necesite el Gobierno, pero también tiene que ver con resolver un acuerdo que tiene que ver con los ingresos del Estado previo a la elección del 2019 y 2024. Estamos viendo un paquete más global, no sabemos quién vaya a ganar la elección del 2019, mucho menos sabemos quién vaya a ganar la del 2024,  pero por eso el acuerdo fiscal que desde ya está proponiendo y estamos discutiendo tiene ese  nivel de alcances.

¿Debe de haber nuevos impuesto o no? Eso lo debe de establecer el acuerdo fiscal. Para nosotros como Gobierno no es la prioridad, no creemos que la fiscalidad se vaya a resolver incrementando o creando nuevos impuestos. A nosotros nos parece que la prioridad es reducir la evasión y la elusión fiscal que, de acuerdo a muchas mediciones internacionales, eso tiene un peso de alrededor de 1,500 y 1,800 millones de dólares por año. Por lo tanto, con que reduzcamos al menos a la mitad la evasión y elusión fiscal podría permitir no necesitar de ninguna manera ni nuevos tributos ni nuevos préstamos internacionales.

Por lo tanto, arribar a ese nuevo acuerdo, eso está vinculado a realizar las reformas del cobro coactivo, que son iniciativas de ley que ya están puestas en la Asamblea Legislativa pero que deben ser producto de un acuerdo en materia fiscal que se pueda adoptar.

Los organismos financieros internacionales hablan de dos tributos, por ejemplo, uno el impuesto predial que nos parece interesante como Gobierno. No es útil para la inmediatez porque el impuesto predial es un tributo que solo su ejecución podría tardar entre tres y cuatro años por trabajo de campo, por la clasificación de las propiedades, por continuar el trabajo satelital de medición del país para poder categorizar la tierra y su valor y su vocación. Sin embargo, ese es un tributo que a futuro puede servir de manera adecuada para financiar a los municipios de las grandes ciudades y de esa manera, a futuro, sustituir con el impuesto predial el FODES para las grandes ciudades y el FODES dejarlo reservado para los municipios con menores posibilidad de ingreso. Cosas como esa están abiertas a la discusión, corresponden a esa agenda.

En otro tema, siempre en el tema tributario, está el impuesto a los capitales, que fue un impuesto que fue eliminado en el periodo del expresidente Alfredo Cristiani, de ARENA. En ese periodo se levantaron y se quitaron los impuestos progresivos como ese y se creó el Impuesto al Valor Agregado. Entonces, parece que ese impuesto, puede discutirse en la mesa fiscal pero insisto, la prioridad es corregir la evasión y la elusión fiscal.

Esas negociaciones son bajo la mediación del delegado del Banco Mundial, del señor López; y esta semana ha habido conversaciones. El criterio es que se mantenga de carácter privado. Hoy en este momento, esas conversaciones están más abocadas al tema de las reformas de pensiones que es un tema inmediato, un tema que no creamos nosotros como Gobierno. La mala reforma al sistema de pensiones  es un tema que nos heredaron los gobiernos de ARENA, a nosotros nos toca solventarlos. Tenemos el criterio de que la mejor reforma será aquella que tome en cuenta, no una propuesta, sino debemos escoger los mejores elementos de las cuatro propuestas que están en la mesa y con eso construir un híbrido en el que nos podamos poner de acuerdo.

¿Existe participación de los empresarios o solo de las fuerzas políticas?

No, esto es con las fuerzas políticas que son quienes toman las decisiones legislativas. Con el empresariado, el Gobierno tiene un mecanismo de diálogo permanente, por ejemplo, con ANEP, tenemos un mecanismo de diálogo que con ellos estamos viendo los temas del crecimiento económico.

Recientemente, publicamos una entrevista que le hicimos a José Luis Merino y decía que están preparando una idea para modernizar la maquinaria fiscal para quitarle la discrecionalidad al usuario y al funcionario para pagar o no los impuestos. ¿Cómo va esta propuesta?

Es Hacienda quien está preparando un buen paquete en ese sentido, siempre con el objeto de modernizar, no solo de esas reformas hemos visto, ya algunas de ellas fueron muy novedosas, por ejemplo, en su mayoría ya no vemos la viejas colas en el Ministerio de Hacienda, ahora las declaraciones que hacen las empresas y los privados son en línea. Ya es excepcional que alguien acuda al Ministerio, ya el sistema se digitalizó, modernizó. Eso ha agilizado y ha permitido incrementar en algunos puntos la recaudación.

La carga tributaria del país es el problema principal. Este país, por ejemplo, tiene una carga tributaria al último año de del 15.9%. ¿Qué es la carga tributaria?, es la porción del desarrollo económico nacional que se convierte en impuesto del Producto Interno Bruto del país, de eso hay una porción que se traduce a impuestos, ese es el 15.9%. De ese 15.9%, los organismos internacionales han sido muy claros que es muy bajo, por ejemplo, países que tienen un curso de desarrollo más pronunciado como Costa Rica y Panamá, su carga tributaria ronda el 20%; o países como Uruguay, su carga tributaria es del 25%, otros como argentina ronda en el 36%, países europeos andan más arriba. ¿Qué sentido tiene subir la carga tributaria? Contar con mayores recursos para el desarrollo y esto son los temas que estamos viendo en esa vía de la modernización de la reforma fiscal.

En esa misma ruta, Hacienda está empeñada en toda una transformación del sistema aduanal del país. Hacienda está creando una serie de cruces de lo que son tarjetas de crédito, cuentas bancarias junto a otras instituciones de Estado para tener un mayor seguimiento de lo que efectivamente debe tributar cada entidad financiera.

Finalmente, sobre la publicación de El Faro que presenta libros contables de Casa Presidencial en donde se señala el uso discrecional de más de 300 millones de dólares de las administraciones de tres Gobiernos de ARENA, ¿usted puede confirmar la veracidad de esos libros contables?

La veracidad de esos instrumentos solo lo pueden establecer las instituciones que están abocadas a eso, me refiero a la Fiscalía General de la República, al sistema de justicia del país. La opinión nuestra como Gobierno es que se debe hacer una investigación a fondo de esos temas, que esa investigación debe tomar en cuenta esclarecer los hechos ya que ningún funcionario público debería ser exonerado de ser investigados, absolutamente todos .

Por lo tanto, creemos de que esos libros pueden ser un importante insumo, en esos libros por lo que hemos conocido que se reflejan gobiernos e instituciones, se reflejan montos monetarios, nombres de personas, números de cheques, más de 1,600 cheques. Por lo tanto, el objeto de estudio de esos libros puede concluir a establecer qué fue lo que ocurrió en ese periodo. Presumimos que hay un enorme robo de recursos del Estado, hablamos de más de 300 millones de dólares solo en esos ejercicios.

Por lo tanto, siendo responsables no podríamos atribuirnos el hecho de decir si es eso es válido o no. Presumiblemente es válido, pero digo debe ser la Fiscalía General de la República. Ya lo dijo la Fiscalía que va a asumir esa investigación. Entonces, yo creo que los ciudadanos, los medios de comunicación, las instituciones debemos de colaborar y participar de esos procesos. Nuestro Gobierno ha mostrado por instrucción del presidente de la República la apertura de participar y contribuir con lo que esté a nuestro alcance.

Pero ustedes como Gobierno, ¿no están interesados en investigar y en dar toda documentación como hizo en el pasado el Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, durante la administración del expresidente Mauricio Funes?

Ninguno de esos libros que han mostrado públicamente estaba en Casa Presidencial. Obviamente quienes hicieron cosas ilícitas no las dejaron para que nosotros no pudiéramos descubrir. A lo mejor limpiaron u ocultaron en algún lugar, por eso yo creo que para evitar la especulación es que nosotros decimos que es una tarea en que deben participar las instituciones públicas y la Fiscalía. La Fiscalía es un ente al cual se le ha atribuido mucha independencia, hoy es momento de mostrarla, es momento de poderla ejercer.

Nosotros como Gobierno también hemos señalado que este es un buen momento para que haya una reflexión de toda la ciudadanía en cuanto a  cómo dirigir esta investigación, nosotros creemos que todos los funcionarios públicos en todos esos periodos debemos estar abiertos al escrutinio de los medios de comunicación, a la investigación de los entes del Estado y a la observación de la sociedad.

Por eso decimos que no nos podemos exonerar ninguno de nosotros, debe de haber apertura, creemos que se debe investigar a los gobiernos, se debe investigar de todos esos periodos, a las cortes supremas de justicias, a las fiscalías, a las asambleas y no crean que son muchas personas, no es una investigación, no son los juicios de Nuremberg que pudieron aplicar  millones de personas.

Yo creo que es una investigación que con voluntad política y con empeño perfectamente lo puede hacer la fiscalía.  ¿Por qué insisto tanto en la Fiscalía? Porque es el ente constitucional que tiene la capacidad y la investidura para poder dirigir una investigación de este tipo. Si ya no observamos que la Fiscalía haga algo en esto, pues yo creo que la sociedad debemos de reflexionar que otra ruta podríamos seguir , pero no estamos en ese momento, estamos en el momento en el que el fiscal tiene un gran reto y debe de cumplirlo