El libro del campesino y Vade-mecun del orador salvadoreño

Para esta semana, la Biblioteca Nacional de El Salvador nos presenta dos recomendaciones de libros históricos salvadoreños que resguarda dicha institución.

El primero de ellos es Vade-mecun del orador salvadoreño, 1917 Filosofía del arte oratoria, escrita por David J. Guzmán; escritor, médico y político.

Guzmán realiza una compilación de los mejores autores internacionales reconocidos en el arte de la oratoria, la cual se destaca por conmover, deleitar y transmitir ideas de cerebro a cerebro por parte de una persona a otras.

El libro se divide en tres partes fundamentales: Condiciones del talento oratorio, estilo y elocuencia, las cuales son de utilidad para mejorar la forma de hablar en público; asimismo, se acompaña de imágenes que muestran ejemplos ilustrados de personas reconocidas.

El segundo es un libro escrito por el expresidente Dr. Alfonso Quiñónez Molina, quien gobernó en tres ocasiones el país. La primera y segunda ocasión de manera provisional, entre 1914-1915 y 1918-1919. Su tercer periodo de manera oficial lo realizó de 1923 a 1927.

El documento describe la conformación de El Salvador como país, su naturaleza, geografía, derechos y deberes del ciudadano, animales productores de comida y formas de cuido y plantas  que se utilizan para la curación de distintas enfermedades.

El expresidente Quiñónez escribió la obra como un obsequio a la población del campo salvadoreño; con el fin de tener un manual básico de convivencia y  formas de producción; asimismo, como un respaldo a las costumbres, tradiciones y características de las principales ciudades del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here